ENTREVISTA| Edu Sousa: "Nuestro objetivo es ilusionarnos e ilusionar a la gente cada día"

El guardameta gallego del C.F. Talavera de la Reina ha pasado por muchos momentos en su trayectoria futbolística y profesional, que le permitieron, con el paso de los años, madurar y crecer a nivel personal. Con 29 años, el futbolista de Tui (Pontevedra) se queda con un aspecto que ofrece este deporte: las personas. Trabajador, serio, comprometido con su equipo, un jugador que aprendió en las canteras más prestigiosas del país, afirma que este Club le ha permitido dar un salto en su carrera tanto deportiva como personalmente.

Edu Sousa celebra un triunfo del C.F. Talavera de la Reina con la afición blanquiazul/

C. Díaz (Foto elegida por el jugador)


Adrián Rico (CM y redactor del Club): Tú cuando escuchas esta frase - Edu Sousa es el portero del C.F. Talavera de la Reina- ¿Qué te sugiere? ¿Qué se ha convertido Talavera de la Reina para ti durante esta temporada?


Edu Sousa (Portero del C.F. Talavera de la Reina): Cuando pienso en Talavera de La Reina pienso en un paso hacia adelante en mi carrera deportiva y personal. Primero, buscaba crecer como persona, que es lo más importante, y también quería avanzar como deportista. Lo estoy consiguiendo. Está siendo un año muy nutritivo tanto para mi como para mi familia. Es el primer año que podemos estar los cuatro juntos lejos de nuestra casa y esto me llena, me hace sentir bien. La palabra que se me viene a la cabeza es crecimiento.


A.R.: Llegaste hace menos de un año procedente del Pontevedra, un club donde permaneciste durante 8 temporadas y casi 40.000 minutos bajo la portería granate. Según el mensaje que lanzaste en RRSS el día de tu despedida, Pontevedra fue una etapa muy enriquecedora en tu vida, tanto a nivel personal como profesional. Si concretas un poco más, ¿Qué te llevas de tantos años con la camiseta del Pontevedra? ¿Con qué te quedarías?

E.S.: Pontevedra siempre va a ser un club al que guarde un cariño muy grande. A nivel profesional, me lo ha dado todo, y a nivel personal, siempre me he sentido muy querido allí y este hecho es muy importante. Toda la afición guarda un grato recuerdo de mí y, sobre todo, guardamos un recuerdo mutuo de las personas. Para mí, es lo que queda del fútbol. Te pueden salir mejor o peor las cosas, puedes estar en un nivel más alto o bajo, siempre implicándote al máximo, pero al final lo que queda es eso, el recuerdo de las personas. De mi estancia en Pontevedra me llevo muchas. Fíjate, he conocido a la mujer de mi vida allí y he sido capaz de formar una familia con ella. En definitiva, Pontevedra es muy especial para mí.



A.R.: Vamos a retroceder mucho más en el tiempo. Jugaste en la cantera del Atlético de Madrid hasta volver a Galicia, a tu tierra, donde fichaste por los juveniles del Deportivo de La Coruña. ¿Cómo fue esa primera toma de contacto con el club rojiblanco? ¿Cómo se gestó tu incorporación a la cantera de uno de los grandes clubes de España?


E.S.: Estaba en las filas del Celta de Vigo y fuimos a jugar un torneo a un pequeño pueblo gallego. Allí, estaban invitadas muchas canteras de Primera División: Real Madrid, Athletic Club, Atlético de Madrid, FC Barcelona, etc. Tuve la posibilidad de jugar con mis compañeros del Celta y el Atlético de Madrid se fijó en mí, me llamó y me fichó. Querían que fuese a conocer las instalaciones, sobre todo la residencia donde nos alojábamos todos los jugadores que veníamos de fuera. A mediados de julio, ya estaba por allí preparado para empezar otra etapa de mi vida que nunca voy a olvidar.


A.R.: Cuando te enteraste de que entrarías a formar parte del Atlético de Madrid, ¿se te subieron los pájaros a la cabeza al ser tan niño o directamente pensaste que sería muy difícil llegar a la élite?

E.S.: Siempre fui una persona bastante cauta. Era consciente de que el reto que se me ponía por delante me llenaba de ilusión. Cuando eres niño y te dedicas a este deporte, siempre sueñas con poder formar parte de estas canteras. En el momento de mi fichaje por el club rojiblanco, sentí unas ganas tremendas de exprimir al máximo todos los días que pasara en Madrid. Sientes cosquilleos, satisfacción, alegría y muchas ganas de entrenar y aprovechar la oportunidad.

Además, tuve mucha suerte con mi familia, nunca dieron pie a eso. Era consciente de que en la cantera había jugadores como Joel Robles o David De Gea, dos porteros que están en la súper élite. No había motivos para que nuestra cabeza se fuera por otros derroteros que no eran los adecuados.


A.R.: Como hemos comentado, tu paso por el Atlético de Madrid, y también por la cantera del Celta de Vigo, hizo que el RC Deportivo de La Coruña se fijara en ti en verano de 2010. ¿Creíste que ésta sería tu segunda oportunidad de llegar al máximo nivel?


E.S.: Pasé ese año en el Atlético de Madrid y firmé por el Dépor. Mi madre estaba más tranquila porque me tenía más cerca y creí que ésta sería otra oportunidad para seguir creciendo en una cantera con grandes entrenadores de porteros. Afronté esta nueva etapa parecida a la anterior, pero con una mayor madurez. Fui más consciente de las cosas y aproveché mucho más el tiempo y tuve muchísima ambición. Fueron cinco temporadas donde se cruzó la adolescencia, pero estuvo el Dépor muy atento en esos momentos de formación.


A.R.: Con el Dépor llegaste a jugar hasta en Segunda B con el filial y un 17 de abril de 2010, mientras jugabas con el Juvenil División de Honor, recibiste una llamada de Miguel Ángel Lotina, una referencia en los banquillos, para subir a entrenar con el primer equipo del conjunto deportivista ¿Dónde te encontrabas?, ¿con quién estabas en ese momento? ¿Y cómo se produjo esa llamada?

E.S.: Fue una situación un poco especial. Hubo un enfrentamiento entre los porteros Aquate y Munúa. El club los apartó del equipo y el resto de portero de la cantera subimos una o varias categorías para suplir dichas bajas. Tuve la oportunidad de jugar en el División de Honor durante tres años y formé parte de la disciplina del Deportivo Fabril con jugadores de una trayectoria súper dilatada como Aridane, Alex Bergantiños, Carlos Pita, Iván Carril… El primer equipo, entrenado por Miguel Ángel Lotina, me llamó para entrenar y estaba muy ilusionado. Iba a ejercitarme con jugadores de la talla de Valerón, Manuel Pablo, Colotto, Coloccini… En ese momento, me encontraba en Abegondo entrenando con el Fabril y me comunicaron que al día siguiente entrenaría con el primer equipo. Fue genial.


A.R.: En unas declaraciones afirmaste que para ti era una gran satisfacción entrenar con grandes jugadores de élite como lo fueron Aranzubía o Manu. También, Sambade, el actual preparador de porteros de la Selección Española, fue una persona importante para ti en el mundo del fútbol. Tú eras un chico de tan solo 18 años, ¿Qué te aconsejaron y que te dijeron cuando entraste por el campo de entrenamiento para ejercitarte con el primer equipo?


Todos me facilitaron mucho las cosas. Sambade es un maestro de la portería y me transmitió grandes valores al mismo tiempo que me formaba como portero. De mis compañeros en la portería, decir que Aranzubía era un chico muy serio y responsable en su trabajo. Manu se ponía siempre en tu lugar, era un portero que te decía los aspectos que estabas haciendo mal de una manera directa y delicada. Manu Sotelo me ayudó mucho también, e incluso Aquate, Munúa, Fabricio, Marc Martínez… Todos tuvieron mucha culpa en mi aprendizaje y desarrollo como portero.


A.R.: Comenzamos la entrevista hablando de tu etapa en el Pontevedra. Casualmente, tú eres de un pequeño pueblo pontevedrés, de Tui. En el verano de 2012, se fija en ti el club de tu tierra. El hecho de que te llamase el Pontevedra, ¿supuso para ti el momento más especial de tu carrera?


E.S.: Terminé contrato con el Dépor, no encontraba ni equipo ni acomodo y estuve entrenando por mi cuenta. Estuve muy cerca de firmar con el equipo de mi pueblo en Preferente cuando me llamó el Pontevedra. Me llamó Milo Abelleira que, hoy en día, es mi suegro. En ese momento, tenía ya cubierta la plantilla del primer equipo por lo que me animó a jugar con el Pontevedra B. Fue un año muy nutritivo para mí, sobre todo a nivel humano. Conocí a muchas personas que, hoy en día, son amigos.

Edu Sousa celebra el ascenso del Pontevedra en un Pasarón lleno /Imagen cedida por Edu Sousa


A.R.: Hablando de momentos especiales, estuviste 8 temporadas en el que posiblemente sea el club de tu vida. ¿Con qué momento te quedas de todos esos años en el Pontevedra?


E.S.: Sería injusto quedarme con un solo momento de mi etapa de Pontevedra. Hay muchas temporadas que merece una mención especial y así lo llevo en mi corazón. Si hablamos de lo deportivo, recuerdo las tardes de un Pasarón lleno, la gente saliendo de sus casas vestida de granate… Me quedaría con dos días: la tarde del ascenso a Segunda B y el día en el que nos clasificamos para el Playoff de ascenso a Segunda División. Pontevedra vio a nacer a mis hijos y es uno de los momentos más especiales porque mis hijos lo son todo para mí.


A.R.: No sé si te suena un artículo que escribieron desde Galicia... Se titula “El Último Baile” y en él muestran cómo se cerró un ciclo inigualable en Pontevedra cuando tú abandonaste el equipo en la temporada pasada. Diego Gómez García, autor del texto de opinión, cierra el artículo diciendo lo siguiente: “estoy deseando equivocarme y que Edu Sousa no haya jugado su último partido como granate”. ¿Qué tienes que decir a estas palabras?


E.S.: Es de agradecer que gente que es del Pontevedra escriba este tipo de líneas. Me produce satisfacción, orgullo y agradecimiento a todas aquellas personas que han expresado su lástima porque me fuese de Pontevedra. Ocho temporadas dan mucho para conocer a las personas y al final, repito, es lo que queda dentro del fútbol.


A.R.: Dejemos de lado tu etapa en el Pontevedra y centrémonos en esta temporada. Estáis generando una ilusión grandísima en la parroquia blanquiazul. ¿Sois conscientes de lo que estáis logrando a estas alturas de temporada?


E.S.: Nos ilusiona generar esas sensaciones. Nuestro objetivo es ilusionarnos e ilusionar a la gente cada día. Tenemos que sentir que crecemos con el paso de las semanas. Me produce una gran alegría cuando veo a la gente pasar un momento feliz en El Prado. Es muy gratificante para todos los componentes de esta plantilla generar esa sensación porque trabajamos para crecer e ilusionar a la gente.

Edu Sousa ejecuta un saque de puerta en El Prado/ CF Talavera


A.R.: El domingo jugáis frente al DUX Internacional en un partido que ha pasado a convertirse en otra finalísima más dentro de este joven formato de competición, ¿es imposible no soñar con ese último partido frente al Real Madrid Castilla y en el que lleguéis con opciones para jugaros todas las habichuelas en casa?


E.S.: Es una obviedad que quedan dos partidos y que el último es en casa frente al Real Madrid Castilla, pero otra realidad es que dentro del vestuario solo se respira, se siente y se prepara el partido frente al DUX Internacional. Sería una equivocación muy grande que pensáramos en el encuentro de la semana que viene sabiendo que nuestro foco tiene que estar en lo inmediato, en el entrenamiento de mañana y en el partido del domingo. Tenemos que seguir creciendo porque posiblemente, si nos focalizamos en seguir trabajando, continuaremos sumando puntos. Lo dicho, mente puesta en el DUX.


A.R.: El sueño para todos los miembros del CF Talavera de cara a esta temporada creo que está claro, así que te voy a hacer la siguiente pregunta, a ver si puedes llegar a cumplirlo: ¿Qué estarías dispuesto a hacer si el CF Talavera llega a romper este año con los esquemas de su historia? Ten en cuenta que queda escrito 😉


E.S.: Me comprometo a hacer en algún momento de mi vida el trayecto andando desde la ciudad donde se consiguiera este hito hasta Talavera de la Reina. Además, me encargaría de que mi tercer hijo naciera en tierras talaveranas.

Edu Sousa y su familia en Talavera de la Reina/ Imagen cedida por Edu Sousa


A.R.: Para finalizar, elígeme una foto de estas tres en las que sales para publicarla como imagen principal de la entrevista


Escogió la tercera imagen que le ofrecimos.


A.R.: Muchísima suerte para estos momentos decisivos de la temporada. ¡Gracias Edu!


E.S.: Muchas gracias de corazón por esta iniciativa y por estar ahí. Un abrazo fuerte.


Desde el C.F. Talavera de la Reina, es un honor y un placer tener en nuestra plantilla a jugadores tan comprometidos y orgullosos de llevar este escudo como lo es Eduardo Sousa Iglesias.


#ConocemosaEduSousa #VamosTala #OrgulloCerámico


(Imágenes CF Talavera de la Reina, C.Díaz y algunas de ellas cedidas por Edu Sousa y su entorno)


227 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo