Demasiado castigo para un Talavera valiente en Santander



El CF Talavera ha caído derrotado (5-1) en su visita a los Campos de Sport de El Sardinero en un partido con una primera parte muy disputada y una segunda parte dominada por el equipo local.


El cuadro cerámico dejó pronto su firma en los Campos de Sport de El Sardinero. Si alguien se pensaba que iba a salir al verde a esperar al Racing en su campo, rápido se dio cuenta que estaba equivocado. Sin embargo, los verdiblancos se sacudieron del envite inicial blanquiazul y mostraron también en los primeros compases del partido por qué son uno de los mejores equipos de la categoría.


Entre idas y venidas, en un partido de los que gustan mucho a los espectadores neutrales, Dani Pichín recibió con ventaja en el área, esperó con la pelota en los pies a que llegase David Añón por su derecha y lo habilitó con un taconazo al alcance de muy pocos. El gallego hizo el resto para poner el 0-1 en el marcador en el minuto 23. No obstante, por desgracia, la alegría duró hasta que Cedric controló de forma impecable un balón llovido dentro del área y lo dirigió a puerta para empatar apenas 6 minutos después.


Ni siquiera el intercambio de golpes calmó el encuentro. De hecho, cerca estuvo el Talavera de volver a ponerse por delante tras un centro de Adighibe que no encontró rematador en el área pequeña. También el Racing tuvo las suyas, pues Edu Sousa evitó el 2-1 con un paradón a disparo de Bustos.


En el minuto 41, una jugada por banda derecha y un centro que desvió ligera e involuntariamente un jugador blanquiazul terminó en los pies de Pablo Torre que, sin oposición, empujó a la red el 2-1.


El descanso sentó bien al Talavera. Una falta lateral botada por Víctor Ruiz no acabó en gol de milagro por culpa de un despeje en el último momento de Pol Moreno. Tampoco llegó el empate en el sucesivo córner. Pero la fortuna se cebó con los blanquiazules. En el minuto 51, un centro de Soko fue introducido en la propia portería por Javi Domínguez cuando intentaba despejar.


Se intentó reponer del golpe el Talavera, que llegaba con peligro gracias a las intentonas de Adighibe y Pichín. Aún así, volvió a ser el Racing el que avisó con una falta botada por Manu Justo que hizo lucirse a Edu Sousa y, en la jugada inmediatamente posterior, Pol Moreno sentenció el partido con un remate de cabeza que pegó en el palo antes de entrar.


Era ya mucho castigo para un valiente CF Talavera que, encima, vio como Bustos anotaba el quinto y definitivo gol.

195 vistas0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo